Protocolo del Ministerio de Sanidad y de la Generalitat para las residencias y centros sociosanitarios

Actualizado a 09.03. a 23:30h

Captura

La velocidad que está cogiendo este tema creo que supera a todos, especialmente a mí, que no me considero un experto en infecciones. Intentaré tener esto al día con actualizaciones, pero no sé hasta cuando podré hacerlo sin estar ya atrasado. Y es que una entrada publicada hace 48h ya es antigua, ante la publicación de nuevos protocolos.

El pasado 06.03 salió el protocolo del Ministerio de Sanidad y el de la Generalitat de Catalunya, que es la zona donde trabajo (actualizado a las 17h del 07.03) para residencias y centros sociosanitarios para el covid19 o coronavirus, y hoy mismo ha salido (09.03) un nuevo documento de recomendaciones para las residencias de la Generalitat, aunque ni siquiera está en la web (a 09.03 23:30h). Aquí podrás ver un resumen y mis impresiones.

Y porqué me centro en este ámbito. Porque empieza a parecer que es un virus especialmente grave para nuestros mayores. Y dónde hay gran cantidad de ellos juntos. Justo en las residencias. Así que es donde hay que tener más cuidado. No por ti trabajador que parece ser que será como una gripe molestia o lo pasarás sin notarlo. Sino para la persona mayor que cuidas que tendrá un riesgo muy alto de morir(datos del 04.02.20 de un estudio chino de 72000 pacientes).

Sí que casi desde el principio han salido recomendaciones para “la población general”. Pero desde el ámbito sociosanitario se esperaba algo específico, ya que somos unos de los grandes afectados por esta nueva epidemia.

Y cuáles son las recomendaciones específicas tan esperadas:

1 Si trabajas y tienes sintomas respiratorios consulta (TAMBIÉN DEBERÍAMOS HACERLO CON LA GRIPE).
2 si eres residente y tienes sintomas quédate en una habitación, mejor ventilada y con baño propio (todo un lujo por lo que conozco). Y al ser atendido lleva una mascarilla, quirúrgica vale, (en las personas con demencia creéis que esto será posible, yo no). El trabajador que contacte con él, debe ser en lo posible el mínimo posible, y con un equipo de protección individual (EPI) con mascarilla quirúrgica (aunque el de la Generalitat refiere que mejor una mascarilla FPP2, que aún es más difícil de conseguir y con mucho mayor gasto), gafas, guantes y bata. En las residencias tipo que conozco (100 o menos residentes), por no decir en los centros de día esto me parece impensable. Sé que hay residencias muy grandes, donde no sé si será viable. Además, las mascarillas y gafas tras ser usadas (SON DE USO ÚNICO) hay que desecharlas en una bolsa y llevarlas al centro de atención primaria para que se deshagan de ellos de forma adecuada. 

mascarilla
La famosa mascarilla FPP2 a 30€ las 5 unidades más baratas en la famosa tienda virtual. Y la tienes que tirar tras usarla una vez. ¿Qué residencia se lo puede permitir?

Por fin se recomienda a partir del 09.03 que si tienes síntomas respiratorios o fiebre, y acudes a un centro de día, como debería ocurrir con otras viriasis, que no vayas. 

El primer protocolo de la Generalitat sí que incluye un aspecto interesante, como es el de cuándo se puede atender una sospecha de caso de coronavirus en las residencias. Es en ausencia de enfermedades crónicas. Y la primera es… hipertensión¡¡¡. Además lo destacan como un factor grave. Creo que con esto se excluye a casi todos.

gene
Con estos requisitos a excluir, dime que persona mayor incluyes para ser atendido en una residencia 

Otra condición del protocolo de la Generalitat son los requisitos que debe tener una residencia, cosa que no dice el Ministerio. Te dejo a ti mismo pensar tus propias conclusiones:

  1. Habitación individual, con buena ventilación y baño (el mismo que el del Ministerio, y creo igual de difícil).
  2. Teléfono del equipo asistencial de la residencia de teléfono permanente para contactar con el equipo de atención primaria hasta la resolución de síntomas.
  3. Todos (residente, familia, trabajadores) han de entender y realizar las normas básicas de prevención.
  4. Disponibilidad de recursos materiales necesarios (el famoso EPI, con sus gafas, mascarillas, batas y guantes de úso único, entre otras cosas).


3a si eres familiar y tienes síntomas respiratorios no acudas a la residencia (RECUERDALO TAMBIÉN CUANDO TENGAS LA GRIPE)
3b si eres y familiar y has viajado a una zona de riesgo (ver https://t.co/5JIabFdvdR ) no vayas a la resi en 14 días a no ser por fuerza mayor
4 (por no decir 1,2,3,4,5,6…) que haya pañuelos y sobretodo solución alcohólica por todos lados (y cubos con pedal para los pañuelos)
Y LAVATE LAS MANOS

Esto no viene pero te lo digo yo, tose al codo (el kétchup es el #coronavirus #gripe…)
Y mantente a 2 metros del que tose

4b si las manos están visiblemente limpias, la higiene de manos se hará con productos de base alcohólica; si estuvieran sucias o manchadas con fluidos se hará con agua y jabón antiséptico
4c El haber utilizado guantes no exime de realizar la correcta higiene de manos tras su retirada. Los guantes deben ser cambiados siempre con cada residente y se ha de realizar higiene de manos tras su retirada y antes de colocarse unos nuevos
Y NO LLEVES NADA EN LAS MANOS/MUÑECAS. Y las uñas cortas, por favor. Y LAVATE LAS MANOS ☺️

5 de la limpieza de habitación habla el protocolo cuando hay un caso en una residencia, o eso me parece. Porque para que ponerse un EPI (equipo de protección individual) si no? Y si hay que enviar al hospital con enfermedades graves como HTA, como va a ser capaz una residencia de atenderlos
Casi mejor leerlo cada uno. Asumo que la limpieza es la habitual si no hay caso.

6 Gestión de residuos. Si hay un residente afectado se podrán eliminar de la misma forma que se eliminan los residuos habituales, sólo que en bolsa aparte. Sino pues nada.

7 Vajilla y ropa de cama. No se requiere un tratamiento especial ( al lavavajillas y lavadora 60-90°)

8 El protocolo de la Generalitat especifica muy bien cómo se debe hacer un traslado en ambulancia de sospecha de COVID-19, y como bien imagináis, es también con toda la parafernalia habitual.  

Finalmente el 09.03 se ha publicado una serie de recomendaciones generales de prevención para las residencias desde la Generalitat, a destacar las siguientes:

  • Regulación de las visitas de familiares. No ir si tienes síntomas respiratorios o contacto con infecciones o has viajado a zona de riesgo, como ya había dicho más arriba.
  • Limitar el número de visitas a una por vez.
  • Suspender las actividades externas, ya sea para salir o que le venga a la residencia (voluntariado, estudiantes en prácticas, actividades intergeneracionales).
  • Que sólo haya un punto de entrada donde se registraran los visitantes, con el fin de facilitar el estudio de contactos, en caso necesario. 
  • Que en caso de que haya una infección respiratoria de un residente, al ser atendido, el residente lleve mascarilla. (pero quién encuentra ahora mascarillas para poner)
  • El trabajador ha de seguir estrictamente las medidas de prevención y control de transmisión del coronavirus (actualmente es lavarse las manos y estar a 2 metros de alguien que tose a no ser que tenga mascarilla). Se han de proteger según los riesgos a los que están expuestos de acuerdo con lo que establezcan los servicios de prevención de riesgos laborales. 

 

Y ya está

Pero recuerda LÁVATE LAS MANOS. Estas recomendaciones en la próxima epidemia de #gripe que haya, intenta hacerlas igual. Son igual de eficaces. Porque la gripe también es muy mala (6300 muertes en España)

Y es que cuando las recomendaciones para prevenir el #Coronavirus son las mismas que para la #gripe hay que pensar cuanto tiempo lo llevamos haciendo mal para no tenerlas ya interiorizadas. Igual ya toca tenerlos todos claro.

Y como no podía ser de otra manera. Faltan las recomendaciones estructurales/laborales que tan bien nos recuerdan así. A ver si algún día las podemos ver en un protocolo.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos.htm

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public

http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_A-Z/C/coronavirus-2019-ncov/material-divulgatiu/coronavirus-maneig-residencial.pdf

 

Haz clic para acceder a coronavirus-maneig-residencial.pdf

Edadismo: edición Springfield

Hace unas semanas viendo Los Simpson (como llevo haciendo años y años) vi una escena, que aunque la conocía de memoria, me hizo reír mucho. Era una secuencia que jugaba con el edadismo y la burla a la persona mayor. El edadismo, que es la discriminación hacia las personas mayores estrictamente por su edad, es algo que no sólo me preocupa a mí, como podéis comprobar en la entrada previa donde nos juntamos unos cuantos a debatir sobre este tema gracias a @antonreina

A pesar de que soy un firme defensor de los derechos de las personas mayores, es mi forma de vida, el humor de los Simpson hace que baje la guardia durante los 20 minutos que dura el capítulo, no voy a flagelarme por ello. 

Aprendiendo de esta experiencia propia decidí hacer un recopilatorio de las escenas de Los Simpson que tratan sobre edadismo, mitos y estereotipos sobre los mayores, maltrato al anciano, residencias etcétera. Tirando de memoria, de internet y de un capturador de vídeo recopilé algunas de las secuencias e hice un hilo con ello en Twitter. Ha tenido buena aceptación, no sé si proporcional al esfuerzo, pero al menos creo que hice reflexionar a un buen puñado de twitteros y he recibido algunas felicitaciones por ello.

Si lo viste en twitter sabrás de lo que hablo, en caso contrario puedes verlo en este link al hilo en mi cuenta y además, si te apetece, puedes comenzar a seguirme en la red del pajarito.

Si lo prefieres puedes seguir en este gran blog de geriatría para ver los vídeos. Son vídeos de Youtube, prácticamente los mismos que puse Twitter. La diferencia es que no están cortados por mí, son unos segundos más largos y quizá se cuele algún elemento extra, pero creo que merece la pena pasar un ratito viéndolos. Debajo de cada vídeo dejo el mismo comentario que usé en Twitter.

Los mayores con necesidad sexual son depravados

No queremos ver qué los mayores han tenido y tienen relaciones sexuales
A esto se le llama maltrato económico
Y a esto maltrato por abandono


Mito: Los mayores y los jóvenes no tienen nada en común y se aburren juntos
 
Estereotipo: los mayores son inflexibles
 
Estereotipo: los mayores son tacaños y consumidores de recursos. Vemos cómo no da limosna y exige ayuda en la seguridad social

COMBO de estereotipos y mitos para reflexionar: Los mayores son tan iguales que se confunden + los ancianos en residencias están todos solos + los demás miramos para otro lado

Estereotipo: los mayores son incapaces de aprender nada nuevo, se quedaron anclados en lo que aprendieron de jóvenes
Mala costumbre, cuando una persona mayor dice algo que no entendemos creemos que padece demencia. Súmale el maltrato al enfermo con demencia. En este caso era cierto que al abuelo le habían contratado como guionista de rasca y pica y le pagaban 800$ por semana

Caso contrario, cuando el Alzheimer comienza, el paciente lo oculta y la familia no lo detecta.

Estereotipo: todos los mayores son frágiles

Y por último, el modelo de atención contra el que todos debemos luchar.

Espero que os resulte tan divertido verlo como lo fue para mi realizarlo. Además deseo que hayáis sacado algunas conclusiones importantes. 

 

Jonathan Caro

Nota de Oscar Macho. Ha sido todo un lujo haber contado con Jonathan estos meses colaborando con este blog. Se pierde un gran colaborador, pero se gana un nuevo blog que no nos podemos perder https://geriatriaenelespejo.com/

 

la debatertulia sobre edadismo de @antonReina

Twitter es una fuente de conocimientos donde nos encontramos muchos profesionales de la salud. A veces uno tiene la suerte de encontrarse con grandes profesionales innovadores. Si uno de ellos es #enfermerajipi @antonreina que tras un gran post sobre caídas pero lleno de edadismo, y ante la respuesta de Jonathan Caro @jonathancaro_ plantea algo como un #debatertulia sobre edadismo pues te lo piensas.

Y si a esta idea se suman Agnieszka Bozanic @Agni_Bozanic fundadora de @geroactivismo, Juan Cuñarro @jmcunarro y para acabar aparece por ahí Inés Garcia @fisioIres o @CalMoures, lo único que uno puede hacer es preguntar cuando lo hacemos.

Así que lo que se suponía una charla informal pasó a ser una gran reflexión sobre el edadismo, donde los 40 minutos previstos se quedaron en nada.

A continuación os intentaré contar el resumen de las principales ideas, que he agrupado en grandes grupos, y que salieron en el #debatertulia, pero lo podéis ver con calma aquí

 

Lo primero que quiero plantear, por si no conoces qué es el edadismo es que es, según la OMS “el edadismo es la existencia de estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad”.

Sigue leyendo la debatertulia sobre edadismo de @antonReina

Conducir, derecho o privilegio

Sabemos que nuestra sociedad está sufriendo un envejecimiento, por lo que podemos deducir que habrá un incremento en el número de personas mayores con carnet de conducir. Si a día de hoy hay más de 1 millón de conductores mayores de 64 años, de los cuales 312.255 tienen más de 74 años, cuántos conductores mayores nos cruzaremos en el futuro en nuestro camino, incluso en trayectos largos.

descarga

Sigue leyendo Conducir, derecho o privilegio

Mirar dos veces

  • No, a este paciente solo no me lo llevo.

Ramón se la quedó mirando fijamente, su expresión no cambió demasiado (ahí tengo yo un poco de culpa) pero soltó un tímido “¿Qué?”.

madoz_b
Una maravilla de Chema Madoz que invita a mirar dos veces

No le hizo falta repetir la pregunta. Dani, el enfermero de la planta estaba ya discutiendo con el técnico de la ambulancia.

  • Este paciente puede irse solo perfectamente, está bien, él sabe dónde va.
  • No me lo llevo. Todos saben que tipo de pacientes están ingresados en una planta de salud mental y el por qué. Solo no puede ir. A saber qué hace en la ambulancia.

En algún momento, no se muy bien cuando, se dibujó una frontera. Enfermero, paciente y yo, en línea, frente al técnico. Dani y yo diciendo “No” y Ramón mirándonos a todos, sin cambiar su expresión, pero seguro que sorprendido ante tanto revuelo.

Finalmente, el técnico se llevó a Ramón, con su diminuta maleta, esa maleta en la que guarda prácticamente todo lo que posee.

Y días más tarde, aun pienso en ese momento. Por un lado, con cierto orgullo, no lo voy a negar, porque formamos un muro firme que logró, por una vez, aunque fuera por un momento, quebrantar el estigma que aun pesa sobre los enfermos mentales. Un estigma que nosotros acostumbramos a ver doblemente, porque además de ser locos oficiales, son ancianos.

¿Cuál es el problema? ¿De qué tenemos miedo? ¿De qué nos peguen? ¿De qué se contagie su locura? ¿De qué nos digan algo raro?

¿O de que nos descubran?   Que nosotros mismos descubramos que no somos tan diferentes a ellos.

Porque es evidente que en la planta navegamos entre embarazos post menopaúsicos, amores imposibles, vírgenes y persecuciones eternas. Y si, es un lugar donde la televisión nos lanza mil mensajes, las palabras retumban y las miradas se funden con el suelo.  Pero eso es solo lo que salta a la vista.

Si volvemos a mirar descubriremos a madres preocupadas por sus hijos, mujeres que cada día se acercan a la puerta esperanzadas ante la idea de que su marido las venga a buscar. “Hoy sí, doctora, hoy vendrá”. Pero no viene. No va a venir.

Hombres que miran por la ventana absortos por un paisaje que no cambia, porque se ha convertido en lienzo tras los cristales.

Y todos, con sus historias, con sus miedos, conviven. Entre una soledad evidente en algunos casos, dura e irrefutable. Pero en otros, esa soledad muta en solidaridad, en compañerismo.  Así, el que anda mal es ayudado por el que anda bien. Se esperan, se prestan la ropa, se regalan sus pequeños tesoros. Y es entonces cuando su soledad evidente se convierte en soledad compartida.

Porque la planta es un lugar donde a veces la música de las voces nos vuelve sordos, pero aun así ellos son capaces de ver lo valioso que hay en un único regalo de navidad. Con una colonia se sienten ricos. Felices con un abrazo, pletóricos con un beso.

¿Son estas personas “normales”? ¿Son como nosotros?

Rotundamente no. No son normales. Yo tampoco lo soy. Ni quiero serlo.  Nos vestimos con un disfraz de normalidad para difuminarnos, para encajar. Y así, disfrazados podemos vivir en nuestra soledad concurrida. Donde estamos rodeados de gente, pero solos. Donde nadie ayuda al que anda mal. Nadie espera a nadie. Donde una colonia es poco. No es nada. Donde la belleza deber ser evidente. La perfección aparente es la meta. Queremos más. Siempre más.

Y en esa ansia se nos olvida mirarnos. No una vez, no para saludarnos o para hablar de forma superficial. Si no mirarnos de verdad. Ver que hay detrás, detrás de los muros. Lo imperfecto y raro. Lo feo. Lo valiente. Mirarnos sin miedo.

Así que no, no creo que sean como nosotros. Aunque tampoco tengo muy claro quién es “nosotros”.

Creo sinceramente que son mucho mejores.

Y quizás en este momento en que a veces las banderas nos obligan a ser dicotómicos, aunque nos rompa. En estos tiempos en que el consumo es la premisa. Donde no tenemos tiempo de pensar. Quizás es el momento de saber parar. De mirar dos veces. De mirar al rostro de Ramón, inexpresivo y algo vacío. De mirar su maleta diminuta y de ver al hombre asustado y simpático que es.

Pero hay que mirar. Mirar dos veces.

 

Leire Narvaiza

Respuestas geriatría #2MIR20

Me han liado. Sí, “gracias” a Cristina Ojeda-Thies me he visto respondiendo las respuestas de geriatría para una interesante propuesta. Así que aquí van mi respuestas para casimedicos.com0

Tengo que pedir disculpas, porque como dice el refrán “vísteme despacio que tengo prisa”, y tanto correr y no leer bien ha hecho que responda mal previamente. Menos mal que @BaztanJose, todo un referente en la geriatría, y @AlvaroSpollos me han hecho ver mi fallo. Pero ahora sí que sí me juego la mano a estas respuestas que doy.

Pregunta 26

Mujer de 90 años con antecedentes de enfermedad de Alzheimer en estadio terminal (Global Deterioration Scale 7), dependencia para todas las actividades básicas de la vida diaria y disfagia ocasional a líquidos. Acude a urgencias por presentar en las últimas horas delírium hipoactivo, taquipnea, taquicardia rítmica y temperatura axilar de 37,3°C. La exploración física es dificultosa y no aporta más datos destacables. Ante la radiografía de tórax que se muestra, ¿cuál es el diagnóstico más probable?:

  1. Tromboembolismo pulmonar.
  2. Edema agudo de pulmón.
  3. Neumonía intersticial aguda.
  4. Neumonía broncoalveolar aguda.

Respuesta correcta: IMPUGNO

Comentario:
En una persona con demencia grave o terminal con disfagia, la causa más común es una broncoaspiración, siendo la neumonitis química o neumonía aspirativa su consecuencia principal. Por lo que yo la impugnaría

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra1714562

En caso de que no se impugnara finalmente sería la 4, como bien dice

 

Pregunta 84

Un paciente con enfermedad de Alzheimer moderada que presenta episodios de agitación y agresividad grave junto a sintomatología psicótica puede ser tratado con uno de los siguientes fármacos, que está aprobado para esta indicación. Indique cuál:

  1. Escitalopram.
  2. Lorazepam.
  3. Risperidona.
  4. Trazodona.

Respuesta correcta: 3

Comentario: el único antipsicótico aprobado para su uso en demencia Alzheimer es la risperidona.

Fuente: conocimiento de adjunto senior 😉

 

Pregunta 85

Un paciente de 79 años es traído a urgencias a las 7 de la tarde desde una residencia, pero no disponemos del informe de derivación y por tanto desconocemos sus antecedentes. Está desorientado en tiempo y espacio. Tiene problemas para recordar información sencilla. En ocasiones se pone muy nervioso y agitado, porque ve personas amenazantes, incluso cuando se encuentra a solas. En otras ocasiones aparece somnoliento y desatento. El principal dato que apoya el diagnóstico de delirium frente al de demencia es:

  1. La presencia de alucinaciones visuales.
  2. Los síntomas cognitivos.
  3. La agitación psicomotriz.
  4. La fluctuación del nivel de alerta.

Respuesta: 4

Comentario: para el diagnóstico del delirium, actualmente se usa sobre todo el Confussional Assesment Method, siendo el 4 uno de los factores diferenciales con la demencia como se puede ver en el tratado de geriatría de la Sociedad Española Geriatría y Gerontología

Fuente:

https://hablandodegeriatria.com/2019/03/10/delirium/

https://www.segg.es/tratadogeriatria/main.html

delirium

 

Pregunta 137

Mujer de 93 años con antecedentes de EPOC, HTA, dislipemia, fibrilación auricular y cardiopatía isquémica. Vive sola. Presenta fracción de eyección ventricular 53 %, creatinina 1,5 mg/dL, coagulación normal. Recibe tratamiento con broncodilatadores inhalados y AAS 100 mg al día. Sufre una caída en la calle, tras la cual le resulta imposible la bipedestación y sedestación, con dolor intenso en la cadera derecha a las movilizaciones, gran acortamiento y rotación externa de la pierna. ¿Cuándo y cómo debe tratarse?:

  1. Ingreso para ecografía transtorácica, valoración por Cardiología y después reducción cerrada y fijación con tornilloplaca.
  2. Ingreso para valoración por Nefrología y Cardiología, y después decidirá Traumatología si usa una artroplastia o un clavo trocantérico.
  3. Ingreso en Medicina Interna/Geriatría, estabilización progresiva de las comorbilidades, tratamiento ortopédico conservador.
  4. Reducción cerrada y fijación de la fractura antes de 48 horas, sedestación muy precoz, manejo ortogeriátrico.

Respuesta 4

Comentario: la consecuencia más habitual tras una caída es una fractura de cadera, y está indicado lo antes posible la cirugía. En cuanto a quién llevarlo, si existe la ortogeriatría es por algo.

 

Pregunta 143

¿En qué tipo de demencia hay que pensar en un paciente que presenta deterioro cognitivo, alucinaciones visuales, signos parkinsonianos y mala tolerancia a neurolépticos?:

  1. Enfermedad de Alzheimer atípica.
  2. Demencia por cuerpos de Lewy difusos.
  3. Degeneración lobular frontotemporal.
  4. Demencia por priones.

Respuesta: 2

Comentario: el mismo que el de la pregunta 84. Uno ya calza canas

 

Pregunta 144

Varón de 92 años, sin antecedentes patológicos de interés, diagnosticado hace 24 horas de pielonefritis aguda, que presenta alucinaciones visuales, discurso incoherente e inquietud psicomotriz. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones se ajusta más al cuadro clínico que está presentando ahora?:

  1. Se trata del debut típico de una demencia en un paciente mayor con una infección grave.
  2. Se trata de un cuadro de delirium en un paciente mayor con una infección grave.
  3. Se trata del debut de un episodio psicótico agudo (esquizofrenia tardía del anciano).
  4. Se trata de un episodio de depresión grave por la hospitalización con sintomatología psicótica asociada.

Respuesta 2

Comentario: es un síndrome confusional o delirium

Fuente: https://hablandodegeriatria.com/2019/03/10/delirium/

 

Pregunta 145

Con respecto a los síndromes geriátricos, una de las siguientes respuestas es INCORRECTA:

  1. Son situaciones de enfermedad con una alta incidencia y prevalencia en la población de edad avanzada.
  2. Suelen ser el resultado de varias etiologías confluyentes, que requieren una valoración e intervención multidimensional.
  3. Suelen producir consecuencias importantes, tanto médicas como funcionales, que requieren una intervención multidimensional.
  4. Su prevalencia es más elevada en los pacientes mayores hospitalizados que en los pacientes mayores dependientes e institucionalizados.

Respuesta correcta: 4

Comentario:
Los síndromes geriátricos es no sólo la «presentación atípica» de las enfermedades en los ancianos, sino que también deben ser considerados algunos casos de entidades nosológicas específicas con alta frecuencia de presentación en los ancianos. Estos síndromes pueden generar mayor morbilidad y consecuencias en ocasiones más graves que la propia enfermedad que los produce (por ej., síndrome de inmovilidad generado por un infarto cerebral, sin una buena prevención de las úlceras de decúbito éstas pueden aparecer y generar más problemas).

Y aunque la hospitalización sí que produce un aumento de la incidencia de estos síndromes, especialmente con la aparición del sd confusional o delirium y del deterioro funcional o discapacidad iatrogénica, es en las residencias donde creo (ya que no tengo datos a estas horas) donde existen más de estos síndromes que ya están bien definidos por Kane, en 1989, en su libro Essentials of Clinical Geriatrics como problemas geriátricos, permitiendo a través de una regla nemotécnica su memorización por medio de la regla de las «ies»: — Immobility: inmovilidad. — Instability: inestabilidad y caídas. — Incontinence: incontinencia urinaria y fecal. — Intellectual impairment: demencia y síndrome confusional agudo. — Infection: infecciones. — Inanition: desnutrición. — Impairment of vision and hearing: alteraciones en vista y oído. — Irritable colon: estreñimiento, impactación fecal. — Isolation (depression)/insomnio: depresión/insomnio. — Iatrogenesis: yatrogenia. — Inmune deficiency: inmunodeficiencias. — Impotence: impotencia o alteraciones sexuales.

Fuente: Tratado de geriatría para residentes de la Sociedad Española de Geriatria y Gerontología.

https://www.segg.es/tratadogeriatria/main.html

 

Pregunta 146 

La fragilidad es un estado que puede originar importantes consecuencias negativas. De las siguientes respuestas, señale la INCORRECTA:

  1. Se asocia a un buen número de consecuencias, como caídas, inmovilidad, discapacidad, mayor tasa de ingresos hospitalarios y de institucionalización, y mayor mortalidad.
  2. Su detección precoz permitiría una intervención temprana para evitar sus consecuencias negativas
  3. Su prevalencia no tiene relación directa con la edad cronológica.
  4. La velocidad de la marcha y el test Timed Up&Go, permiten su detección en la práctica clínica habitual.

Respuesta correcta: 3 CAMBIADO A 21:14H DEL 26.01

Comentario:
La fragilidad es uno de los retos de salud más importantes de este siglo en el primer mundo. Y en geriatría es una de las entidades más investigadas desde su definición por Linda Fried en 2001 (Fried LP, Tangen CM, Walston J et al. Frailty in older adults: Evidence for phenotype. J Gerontol 2001;56A(3):146-56.).

Y aunque como herramientas diagnósticas, no están incluidos los test de la respuesta 4.

fragilidad

Sí que según el último documento del ministerio estos test sirven para la detección, como dice la respuesta 4. Así que nos quedamos con la 3 que sí que se asocia la edad a la fragilidad.

test

Fuente:

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(19)31785-4/fulltext

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/Estrategia/Fragilidadycaidas.htm

 

Pregunta 147

La incontinencia urinaria constituye uno de los principales síndromes geriátricos. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es INCORRECTA?:

  1. Su prevalencia es más elevada en pacientes con patología neurológica crónica y/o síndrome de inmovilidad que en los pacientes hospitalizados por una enfermedad aguda.
  2. El tipo clínico más frecuente de incontinencia urinaria, en la población mayor en general, es la incontinencia de urgencia.
  3. El tratamiento farmacológico ha demostrado una mayor efectividad clínica en la incontinencia de urgencia / vejiga hiperactiva que en otros tipos de incontinencia.
  4. El tratamiento de la incontinencia de urgencia con antimuscarínicos está recomendado en pacientes con deterioro cognitivo o demencia en fase grave.

Respuesta correcta: 4

Comentario:

Los tratamientos antimuscarínicos como anticolinérgicos no están recomendados en las personas con deterioro cognitivo, porque este tipo de fármacos no sólo empeoran, sino que son los grandes fármacos etiológicos de deterioro cognitivo.

Fuente:

https://twitter.com/daperezm/status/1092100567852376064?s=20 El mejor hilo en español sobre la demencia Alzheimer

 

Pregunta 155

¿Según el fenotipo de fragilidad física de Fried en el que se valoran cinco criterios (pérdida de peso, poca energía, poca fuerza, lentitud y baja actividad física), a partir de cuántos criterios se considera que una persona mayor es frágil?:

  1. Dos.
  2. Tres.
  3. Cuatro.
  4. Cinco.

Respuesta correcta: 2

Comentario: aquí no hay comentario. Es la definición que viene hasta en la Wikipedia.

Comentario:

https://en.wikipedia.org/wiki/Frailty_syndrome

https://academic.oup.com/biomedgerontology/article/56/3/M146/545770

 

Pregunta 163

Hombre de 87 años, diagnosticado de diabetes mellitus tipo 2, insuficiencia renal crónica, EPOC e insuficiencia cardiaca, con una puntuación en el índice de Barthel de actividades básicas de la vida diaria de 30 puntos. ¿Cuál sería el objetivo terapéutico apropiado en el control glucémico de este paciente?:

  1. HbA1c entre 6% y 6,5%.
  2. HbA1c < 7%.
  3. HbA1c entre 7% y 7,5%.
  4. HbA1c entre 8% y 8,5%

Respuesta: 4 CAMBIADO A 21:15H DEL 26.01

Comentario: según los criterios ADA de los últimos años podéis verlo muy claro

glicemia

Fuente: https://www.redgdps.org/los-standards-of-medical-care-in-diabetes-2019-resumen-redgdps-20181224#cap15

No sé si hay alguna más que sea “especifica” de geriatría, lo he mirado rápido. Si eso comentadme

Por otro lado, espero haber acertado, ahora sí que sí con ayuda. Sino veo que me quitan el título 😉

Buena suerte a todos los MIR, y ya veis la importancia de la #geriatria

Anciano en pena por Alfonso Vidal

Como última recomendación #geriatriacultural es todo un honor tener a todo un referente de las redes como es el dr Alfonso Vidal, más conocido como @DrAlfonsoVidal, que con su blog #ElBlogdelDolor y su colaboración habitual en @Consalud_es nos intenta enseñar no sólo cosas sobre su especialidad, como es el dolor, sino que también nos enseña lo que es la vida, como tan bien podéis comprobar en esta entrada. 

Anciano en pena

4686153490_d8360c23fa
“Anciano en pena (en las puertas de la eternidad)”
Vicent Van Gogh, 1890.
Museo: Kröller-Müller, Otterlo (Países Bajos)

El final de la vida corporal, mental, social, son vertientes del final de la existencia y cualquier reflexión posible estará condicionada por nuestra biografía y contexto cultural, invitándonos a múltiples conjeturas. Para algunas personas se tratará de acabar la ruta y para otras representará solo descansar antes de abrirse a nuevas oportunidades. Estas últimas se confortarán al iniciar la eternidad.

La eternidad, ese insondable acantilado al que ninguno queremos asomarnos, bien por prudencia, bien por vértigo, es al que la humanidad se ve abocada cuando llega a edades provectas en que debería tomarse todo con calma.

La vida es como una cordillera…plagada de picos y una vez que los has sorteado todos, sólo te queda disfrutar del descenso. Quienes saben de escalada suelen decir que puede ser tan difícil o incluso más esta etapa por lo descontrolado de la inercia. La mente diseña un rumbo, pero las capacidades establecen penosos límites. La autonomía personal se va perdiendo y sólo se mantiene su eficacia para actividades más sencillas.

En el caso biológico todo dependerá del acopio de fuerzas hecho en fases anteriores, pero a nadie se le escapa que perdemos fuerza e interés, diluimos energías que un día nos hicieron sentir potentes y vigorosos, dejamos de ser un poco aquello que fuimos, más, sin perder la identidad.

Se mantienen ciertos rasgos y sí, en ocasiones, sólo se conserva una penosa caricatura. Precisamente fue el pintor alemán del Renacimiento Hans Baldung Grien uno de los que mejor inmortalizaron en óleo los cambios de aspecto consecuencia de la edad, mostrando figuras casi grotescas.

Se otea el horizonte desde esta nueva vertiente, ya sin preocupaciones laborales, sin estreses de horarios de entrada y salida, sin agobios profesionales de éxitos/fracasos, sin la tensión del funambulista…También se pierde mordiente, agresividad a la hora de afrontar nuevos retos, y eso paulatinamente conduce a la desconexión de la realidad. Se dejan por el camino referentes y relaciones sociales, y personas que han compartido vidas y senderos se ven separadas dejando al desnudo soledades.

En la obra de Vincent Van Gogh elegida para la ocasión se puede palpar el miedo. Tal vez haya pánico e incertidumbre ante la eternidad. Tal vez solo refleje impotencia. Finalmente, los puños en la frente no sujetan pensamientos, sólo impiden verter lágrimas liberadoras.

En 1890, fecha de la que data la obra, la falta de certezas era aún mayor, máxime para un pintor que pasaba una crisis aguda en sus últimos días de vida, en que le diagnosticaron “manía aguda con delirio generalizado”. A veces pensamos que sólo los pacientes o modelos son los afectados, y muchas veces los pintores o médicos también lo somos.

Pese a semejante trastorno (que hoy día cuestionarían los colegas psiquiatras), el autor pintó de memoria a un veterano de guerra que enterraba la cabeza entre sus manos, quién sabe si intuyendo el final de sus días o recordando el final que causó a otros que no le concedieron su perdón.

Por suerte esta melancolía antaño vinculada a la senectud es hoy más un atavismo o un tópico que una realidad, porque el estudio y atención de nuestros adultos mayores está cada vez más presente en una sociedad progresivamente más envejecida y que poco a poco está aprendiendo a dar vida a los años, en vez de empeñarse alocadamente en su inversa.

La esperanza de vida cada vez es mayor, la longevidad es una realidad que posterga decisiones finales y tremendistas, pero hay que conservar el espíritu vivo y estar dispuesto, al tiempo que las diferentes especialidades trabajan con denuedo por prolongar nuestras carnes.

El desvelo no termina por más plateadas que tengamos las sienes, por más surcos que horaden nuestra frente. No dejar para mañana lo que puedas vivir hoy ni dejar de decir lo que debas decir.

Es la actitud ante la vida y la muerte la que podrá hacer más llevadero el ocaso que anuncian las arrugas, encontrando el sentido de la vida y saliendo con ventura del balance, lo que convertirá cada día en un regalo, una tregua ante la adversidad, un desaire a la muerte.

Dr. Alfonso Vidal

Director unidad del dolor

Hospital La Luz y hospital Quirónsalud Sur de Alcorcón

Profesor del dolor Universidad Complutense Madrid

Residencias: espacio libre de barreras ¿al sexo?

En la anterior entrada sobre el sexo en residencias comentábamos que el deseo sexual puede permanecer a lo largo de la vida de una persona, sin embargo, en los centros de asistencia a mayores no abundan las prácticas sexuales. En esta entrada analizaremos qué barreras dificultan la vida sexual de los usuarios de una residencia.

Exceptuando los motivos patológicos o farmacológicos, los principales factores que influyen en la escasez de relaciones sexuales en residencias son: (1)

  • Cultura institucional
  • Valores del usuario y/o familia
  • Actitudes de los trabajadores

Cultura institucional:

La cultura institucional es el conjunto de valores, prácticas, usos y costumbres que una institución aplica para su funcionamiento y resolución de problemas. Una de las preguntas para analizar esta cultura es ¿Crea problemas en la residencia que los usuarios mantengan relaciones sexuales? Si la respuesta es afirmativa significa que carecen de herramientas para gestionar estos casos. Según el documento de F. Villar et al. (2) cuanto más desarrollada esté la atención centrada en la persona mejores actuaciones se toman ante situaciones conflictivas reduciendo así las conductas restrictivas y ofreciendo un atención más integradora.

Una cosa que tiene que quedar clara ya en el ingreso de una persona es que tiene derecho a la vida sexual, se le debe preguntar sobre su historia sexual o facilitar la expresión de tal necesidad, incluso se puede canalizar la conversación hacia el tema para que sea el propio usuario el que se manifieste al respecto. Si en el ingreso es difícil abordar la vida sexual se pospondrá hasta que la confianza mutua entre residente y trabajadores sea la adecuada para abordarlo. Los datos obtenidos en la valoración deben incluirse en el plan de atención individualizada y los cuidados deben orientarse al logro de los objetivos establecidos en ese plan. Resumiendo, normalizar e intentar proteger esta necesidad como un cuidado más, es decir como hacemos con el resto de las actividades de la vida diaria.

Valores del usuario y/o familia

El valor que le da el usuario a su vida sexual es fundamental, tanto si quiere ser sexualmente activo como si no lo desea, tanto si quiere hacer sexo en pareja como él sólo, tanto si es heterosexual como si no lo es. Es el residente el que debe decidir sobre estas cuestiones y con quien compartirlas. En muchos casos la actitud de los mayores, fruto de su educación estricta, es la que pone obstáculos a la sexualidad, bien por convicción bien por miedo a su imagen y autoimagen. Hay que tener en cuenta que vivir en una residencia es vivir en una comunidad que, al fin y al cabo, termina pareciéndose a un pueblo donde “todo se sabe” y desencadena el temor a ser el centro de los comentarios, miedo a “el qué dirán”, desanimando así a tener una vida sexual libre.

En cuanto a las familias el problema surge cuando su padre/madre inicia una nueva relación durante su vida residencial. Aparecen dudas de  su capacidad mental, de si estará siendo objeto de abusos, dicen que en casa nunca había expresado tal necesidad sexual e incluso ponen en duda la calidad de atención de la institución por no haber impedido que esto sucediera.

Actitud de los trabajadores

A veces la actitud del personal va dirigida a reñir, prohibir o ridiculizar las actividades sexuales de los mayores. También es frecuente el “chismorreo” de modo que al descubrirse algún tipo de relación sexual automáticamente lo sabe todo el equipo, aumentando así la vergüenza y humillación en el mayor inhibiendo las ganas de tener nuevas relaciones. Los mayores que sufren estas situaciones humillantes se mostrarán temerosos a ser descubiertos reduciendo así su actividad sexual.

Estas actitudes del personal y la perpetuación “iatrogénica” de estereotipos edadistas son fruto de una deficiente formación en salud sexual del mayor y en atención centrada en la persona. También la falta de directrices claras, la inexistencia de un marco de actuación bien definido y una cultura institucional obsoleta son el alimento perfecto para que estas nefastas maneras de cuidar se perpetúen.

¿Cómo solucionamos esto?

Fundamentalmente cambiando el modelo de residencias, transitar del modelo biomédico u hospitalario a uno centrado en la persona. Incluyendo en las entrevistas, en la carta de derechos y en demás documentos el derecho a la vida sexual (2). Conocer los valores del usuario en cuanto a su vida sexual y su reflejo en el plan de cuidados nos ayudará a adaptar la atención a sus preferencias. En cuanto a las familias, habrá que formarles, informarles y abordar las dudas multidisciplinarmente.

Además de modificar el modelo de atención y la cultura de la institución, hay que dotar de recursos el centro para no obstaculizar la vida sexual de los residentes. Por ejemplo:

  • Disponer de camas de matrimonio para las parejas que ingresen o las nuevas parejas formadas o, al menos, poder juntar las camas individuales aunque sean más dificultosas de hacer y entorpezcan los cuidados nocturnos
  • Lugares donde mantener relaciones, si se me permite algo tipo “vis a vis”, porque  por ejemplo si un usuario comparte habitación con otro señor y viene su mujer y quieren tener relaciones ¿Dónde lo hacen?
  • Pestillos, carteles de “no molestar” o la posibilidad de solicitar que no se entre en la habitación a horas determinadas. Esto es lo más conflictivo por el sobreproteccionismo que hacemos y por el miedo a que le pase algo al usuario y tardemos en actuar o no nos demos cuenta del accidente hasta la mañana siguiente. Sin embargo, erradicarle al mayor el “miedo a ser descubierto” le garantiza una seguridad para disfrutar del sexo con más tranquilidad.
  • Algunos autores van más allá sugiriendo que haya acceso a pornografía o incluso asistentes sexuales para personas con diversidad funcional. Lo cierto es que no tengo experiencia con estos recursos ni formación específica en ello como para valorar su legalidad e idoneidad, pero sirva para la reflexión del lector.

En conclusión, aceptemos que los mayores tienen vida sexual, que es un derecho reconocido por la Organización Mundial de la Salud, que los profesionales somos los garantes de sus derechos y que nuestro trabajo tiene que centrarse en las personas que cuidamos. Normalicemos, interioricemos y desarrollemos actitudes proactivas para la vida sexual de los mayores, o por lo menos eliminemos las actitudes que impiden la vida sexual en las residencias. Y luchemos incansablemente por erradicar mitos y estereotipos que estigmatizan a los mayores.

La intimidad es fundamental para la vida sexual (Icons made by Freepik from www.flaticon.com)
  1. Villar, F., Celdrán, M., Fabà, J., Serrat, R., y Martínez, T. (2017). Sexualidad en entornos residenciales de personas mayores. Guía de actuación para profesionales. Madrid: Fundación Pilares para la Autonomía Personal.
  2. Villar, F., Celdrán, M., Serrat, R, Fabà. J., y Martínez, T. (2017). Sexualidad en centros residenciales para personas mayores: actitudes de los profesionales y políticas institucionales. Resumen de resultados. Serie Documentos ACP-gerontología, nº 5. Disponible en http://www.acpgerontologia.com

 

¿Existe el sexo en las residencias de mayores?

Empezamos el año con nuevos colabores. Y es que llevar un blog lleva mucho trabajo y sin la ayuda de mucha gente es imposible. Tengo que dar gracias a mucha gente de mi alrededor que ha estado ayudándome, pero llega el momento de “expandirse”. Y qué mejor que con ayuda de las redes. Hay muchos profesionales que estamos en twiter, instagram, youtube, podcast o en otros medios que tienen mucho que decir. 

Así que para empezar este nuevo año qué mejor que empezar con uno de los grandes profesionales de la enfermería geriátrica que sigo por twitter por sus impresionantes y certeras reflexiones, como es Jonathan Caro. Y qué mejor que empezar con una gran #preguntamaliciosa  como:

¿Existe el sexo en las residencias de mayores?

Esa fue la pregunta que me lanzó un alumno entre las risas del resto de la clase. No sé si realmente quería saber la respuesta o solamente soltar un chascarrillo al hilo del tema que se estaba tratando.

El caso es que la respuesta dio para mucho porque interactuando con los alumnos empezaron a salir los estereotipos que tiene la sociedad sobre la sexualidad de las personas mayores. Se empezó a hablar de impotencias, de fragilidad que impide las relaciones, incluso del desinterés de los mayores por el sexo.

Todos estaban pensando en el coito cuando hablábamos de relaciones íntimas. Entonces pregunté si consideraban como sexo las caricias, los besos, la masturbación, el sexo oral etc. En ese momento empezaron a ver que muchas de estas prácticas pueden realizarse sin una gran capacidad física. Sin embargo, ninguno había tenido conocimiento de la existencia de relaciones íntimas en las residencias donde habían hecho las prácticas universitarias. ¿Por qué? Ahí está la clave del asunto. Los motivos que hacen que en las residencias escaseen las relaciones sexuales son:

  • Falta de pareja: es el mayor motivo al igual que en la población mayor no institucionalizada según la encuesta de salud del CIS de 2009.
  • Falta de intimidad: ocasionada por habitaciones compartidas, falta de espacios íntimos y exceso de espacios compartidos, atención sobreprotectora que conlleva vigilancia continua, etcétera.
  • Problemas físicos, psíquicos y emocionales.
  • Fármacos que reducen la libido y la capacidad sexual
  • Y quizá el más importante sea  “la mochila cultural” que llevan a sus espaldas por una educación restrictiva que les impide tener nuevas parejas sexuales tras enviudar o por la excesiva preocupación por la imagen que van a trasladar por sus hábitos “¿qué van a pensar los demás de mi?” La autoimagen, la autoestima y el autoedadismo suponen un peso importante dentro de esta mochila.

Estudios revelan que el deseo se mantiene a lo largo de la vida y como cuidadores es un aspecto que debemos tener en cuenta en la cotidianidad residencial. En las valoraciones al ingreso y durante la estancia debemos preguntar por la esfera sexual (cosa que no se suele hacer) y evitar que la actividad sexual, ya sea con la pareja habitual, con una nueva pareja o con uno mismo, se vea truncada por el ingreso en una residencia. No podemos estar hablando de atención centrada en la persona, de humanizar los servicios asistenciales y otras tendencias actuales para después olvidar la necesidad sexual en nuestra labor diaria como profesionales de la geriatría.

Debemos formarnos y eliminar de nuestra mente lo mitos y los estereotipos sobre la vejez. Como que los mayores ya no tienen pensamientos sobre el sexo; que un anciano con deseos sexuales es “un viejo verde”; que los mayores con alta necesidad sexual son depravados o tienen problemas cognitivos; etcétera. Una de las ideas que tenemos que interiorizar es: en las personas mayores existe tanto el deseo como las prácticas sexuales y por supuesto que existe también el enamoramiento con todas sus características (nervios, ilusión, “mariposillas”…). Todos estos impulsos y sentimientos no son patrimonio exclusivo de los jóvenes. 

Para finalizar dejo unas preguntas en el aire para la reflexión y así enlazar próximamente con una segunda parte de este tema. Algunas preguntas están sacadas de mi propia reflexión profesional y otras del documento que os dejo referenciado al final : ¿Se informa del derecho a la vida sexual al mayor cuando ingresa? ¿Tenemos algún ítem en nuestras valoraciones donde anotar hábitos, problemas o necesidades sexuales? ¿Se intentan evitar tratamientos y cuidados que dificulten las relaciones sexuales? y ¿Se informa sobre estos efectos al usuario?, ¿Son necesarios protocolos de actuación para abordar las relaciones sexuales en la residencia o es suficiente con “el buen hacer” de cada profesional del centro?

Villar, F., Celdrán, M., Fabà, J., Serrat, R., y Martínez, T. (2017). Sexualidad en entornos residenciales de personas mayores. Guía de actuación para profesionales. Madrid: Fundación Pilares para la Autonomía Personal.

Medio ambiente y geriatría

Seguro que estáis saturados de información medioambiental, de la importancia de los coches eléctricos, de lo importante de reducir, reutilizar, reciclar y cosas varias sobre el cambio climático. Y sobretodo ahora con toda la información sobre la cumbre del clima organizada por Chile en Madrid de estos días.

Y seguro que os preguntaréis qué tiene que ver un blog de geriatría con el cambio climático, pues mucho más de lo que pensáis.

climate-change-4287587_640.jpg
el planeta enfermo según MasterTux

Sigue leyendo Medio ambiente y geriatría