Qué excusa te has dado para subir las barandillas al final de la vida

Pues sí, tengo fijación con las barandillas hospitalarias. Ya hablé de ellas hace un tiempo, al principio de esta historia. Y hoy vuelvo a hablar de ellas.

Y es que tengo una cruzada personal con ellas. Creía perdida de antemano, pero me divierte seguir intentandolo. Pienso perdida, primero por las propias personas que muchas veces las piden “por seguridad”, como decía Eva en un comentario en la entrada previa. Aunque otras veces agradecen que les preguntes si les importa no tenerlas.

Pero tenerlas cuando alguien se está muriendo y está sedado, creo que es totalmente innecesario. Y de eso va la pregunta maliciosa de este mes.

images

En el hospital hay instaurado tal conciencia de evitar las caídas que conlleva a unos actos de forma automática. Y el uso que se ha establecido con las barandillas como método anticaídas es generalizado, a pesar de las dudas en su eficiencia  (Hignett S et al 2013, Flatharta TO et al 2014). Pero hay veces que su uso, pensándolo fríamente, son hasta descojonantes, por su inutilidad. Y el uso de la barandilla al final de vida considero que es una de ellas.

Hay que decir que muchas veces no se pone. Pero por mi puesto actual me muevo por muchas plantas, y con muchos equipos, así que veo un poco de todo.

Y a veces parece que estamos jugando al gato y al ratón con la barandilla. Ahora arriba, ahora abajo, ahora arriba, ahora abajo. Y así a lo largo del día, cuando la persona está en sus últimas horas o días. Así que al final enseño a la familia o al acompañante a que ellos mismos muevan la barandilla, y que ellos decidan. Y generalmente si son jóvenes luego me la encuentro abajo.  Tengo que decir que si son hermanos o mayores no se atreven a moverla de como esté.

¿Pero por qué mis compañeros la usan?. Pues siempre lo pregunto por curiosidad, y muchas veces dicen que es por costumbre, que lo hacen sin pensar. Aunque también algunas veces dicen que el hospital obliga a tenerlas arriba. Hasta tan lejos ha llegado su uso como “protección obligada”.

Pero otras veces me han dicho miedos de todos los tipos: “¿y si se resbala?”, “es que tengo miedo a que se caiga”. Y las dos mejores son “¿y si de repente se levanta?” que me han dicho la semana pasada cuando la persona ya llevaba un par de días que estaba sedada. Pero la ganadora creo que es “¿y si le dan espasmos hasta que llega a caerse y no nos enteramos?”.

Luego la rutina es que me toca explicar que las barandillas son una sujeción, aunque esto está en discusión, y que no se van a mover. Pero sobretodo que impiden psicológicamente que la persona sea tocada en un momento en el que debemos favorecer los últimos abrazos y besos que puede recibir esa persona.

Y al final acabo con lo que les debería quitar el miedo. Les digo que estoy tan seguro de ello que me hago único responsable de que se bajen las barandillas, que lo firmo en la orden médica y que lo escribo en el curso médico en letra en mayúscula en negrita y con letra de más tamaño de la que escribo habitualmente.

Pues a pesar de esto, siempre que tengo que plantear esto las tres o cuatro primeras veces, dejo a la otra persona o equipo responsable con una sensación de acojonamiento que al principio me iba medio cabreado, pero ahora  me voy medio riendo. Porque sé que sólo tengo que jugar al gato y al ratón dos o tres veces para que mi compañera por si misma deje abajo la barandilla sin que se dé cuenta, y sobretodo viendo que es la mejor opción en ese momento, porque no pasa nada, nadie se cae.

Y tú,  ¿has puesto alguna vez una barandilla al final de vida?

 

Acerca de osmachope

Médico geriatra, y en los tiempos libres, que son pocos, un poco de todo. Trabajo en el servicio de geriatría del Consorci Sanitari Garraf https://gericsg.com

Un comentario en “Qué excusa te has dado para subir las barandillas al final de la vida

  1. Algunos de los comentarios más interesantes de twitter sobre esta entrada han sido:

    Muchas gracias a todos por vuestra participación en esta #preguntamaliciosa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s